¿Cuánto vale un *logo*?

Escolar
Vistas: 26 | Publicado por: maou 10/11/2018 |

Resulta una labor titánica lograr que la gente entienda que *el tiempo vale* o que *toda consulta causa honorarios* –ya que el papel del diseñador gráfico como asesor es aún más importante toda vez que se escucha y analiza la necesidad real del cliente- al no ser evidentes las implicaciones que ello conlleva. Pareciera que la labor del diseñador gráfico y los beneficios que se obtienen no son valiosos en comparación con un médico, quien sí resuelve un problema visible que afecta directamente a las personas.

El diseño aporta valor a un producto y a la empresa desde el momento mismo en que se le proporciona una etiqueta con una marca o una imagen que transmite los valores y estrategias de esa empresa. Ahora bien, ¿Qué sería del producto sin estos elementos? ¿Qué sería del plan de mercadotecnia de una empresa sin el diseño? El diseño proyecta la imagen que una empresa o producto desea transmitir y debe reflejar sus valores. De ahí la importancia de la actividad de un diseñador gráfico. El diseño es único, te hace diferente y no se puede copiar, bueno, no se debe. Tampoco se marcha con la partida de los directivos.
Como cualquier profesión, el diseño gráfico tiene un valor intrínseco que implica conocimientos, actualización constante, experiencia y esto se traduce en inversión y trabajo, sin embargo, para el cliente, se reflejará en un beneficio no fácilmente medible, pero que indudablemente existe.
Contextualizando al valor como *el grado de utilidad de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite*, podemos precisar que el diseño aporta, sin lugar a dudas, beneficios económicos a las empresas aunque a veces no es fácil hacérselo evidente al cliente.
Ciertamente, la ganancia de una empresa es producto de la interacción de varios factores, sin embargo, distinguir al producto, hacerlo atractivo para el consumidor, captar su atención y que lo identifiquen en los anaqueles o aparadores son factores indispensables para que un producto se pueda posicionar y le genere ganancias a la empresa que la produce. Precisamente, por toda esta labor que el diseñador gráfico realiza a través de una imagen corporativa debe ser considerado como algo valioso y relevante, no solo como algo que aporta estética a un producto o algo que se ve bonito, toda vez que el diseño es el mensaje, es la innovación y la creatividad aplicada a la solución de problemas y no simplemente la elección de una tipografía, un color, una forma o una imagen.
Los clientes no logran apreciar por completo el impacto económico que genera un buen logotipo, y es labor de los diseñadores hacer constar en sus proyectos, ese valor en números, para que sus clientes estén dispuestos a pagar aún más por un buen diseño, quedando convencidos de que se trata de una buena inversión.
En conclusión, ¿cuánto vale un *logo*? Un *logo* al ser un trabajo profesional deberá tener un valor justo, pero ¿cuál es ese valor justo? El que sea directamente proporcional a las necesidades del cliente.



¡Contáctame!

Calle 103, No. 31, entre 114 y 116, Santa Lucía, 24020, San Francisco de Campeche, Campeche

REDES SOCIALES