Retórica visual, la primera impresión es la que cuenta

Escolar
Vistas: 36 | Publicado por: maou 10/11/2018 |

Como primer acercamiento en una improvisada y particular clase, entendimos que como retórica visual se entiende la forma en la que mostramos el mensaje, en la cual buscamos potenciar o dejar más clara una idea, información o discurso que se quiere transmitir o comunicar. Cada elemento que decidamos colocar en el producto final deberá siempre tener una razón de ser ya que de lo contrario, el mensaje puede desvirtuarse provocando que se entienda de una manera diferente a la deseada, lo cual confundirá al público receptor.

Es importante tener en claro el público al que va dirigido el mensaje para así poder considerar o tomar en cuenta qué lenguaje se empleará y cuáles son los elementos adecuados para ese caso en particular.
La imagen, tipografía, color o cualquier otro signo empleado deberá apoyarse entre sí para que en conjunto comuniquen claramente el mensaje y éste logre impactar a la gente, toda vez que el diseño no se centra en los signos contenidos en la composición sino en el impacto que como resultado esos signos tienen en la gente (receptor).
¿Por qué atrae nuestra atención alguna publicación? ¿Cuál es la intención? ¿Cada elemento de la composición tiene una función? ¿Fue a petición expresa del cliente? O ¿Fue capricho de la persona que lo realizó? Estas fueron algunas de las interrogantes planteadas, las cuales con ejemplos de la vida cotidiana fueron superficialmente tratadas, llegando a la conclusión de que debemos saber usar cada uno de los signos de manera eficaz a fin de crear un mensaje que logre generar un impacto en el receptor, como puede ser un cambio en su comportamiento y ¿por qué no? Influenciarlos, en pocas palabras, lograr una comunicación efectiva.
Lo anterior como preámbulo está bien, pero todo proceso creativo requiere de una investigación, no debemos quedarnos con simples comentarios hechos durante varios minutos ya que hasta ahora no sabemos a ciencia cierta si la idea inicial de retórica visual está apegada a la realidad, además resulta interesante e inquietante descubrir la razón por la cual hasta este momento estamos teniendo contacto con la retórica visual como materia de estudio en el diseño gráfico si, aparentemente es una herramienta básica, porque no puede tratarse únicamente de un adorno para decorar los mensajes cual si se tratara de una esfera en un árbol de navidad, en definitiva, hay algo más. Y como en la mayoría de los casos, se debe empezar por el principio y en este caso debe ser conociendo el significado de la palabra (retórica) -ya que vivimos en un mundo de significados-.

La primera impresión es la que cuenta
La retórica de acuerdo a la definición del diccionario (Diccionario Porrúa de la Lengua Española, 1992) es el arte de bien decir, de embellecer la expresión de los conceptos, dando eficacia al lenguaje para deleitar, persuadir o conmover, también se dice que es *la habilidad técnica para expresarse de la forma adecuada*; ahora bien, la retórica visual es aquella que se aplica en el campo gráfico y que colabora para que los mensajes sean más eficaces ya que lo importante en el proceso de creación de mensajes visuales es el contenido de dicha comunicación, el *cómo decirlo* puesto que la tarea del diseñador gráfico dentro de los procesos de comunicación es saber cómo codificar el mensaje para que el receptor lo capte, lo entienda y lo impacte. Entonces no se trata solamente de un adorno, se trata de una técnica de creación porque su función sería *disfrazar* lo conocido para plantearlo de forma que parezca nuevo y cuando la mente del receptor comprenda el significado, lo almacene en su memoria y se logre la finalidad esencial de la retórica: la persuasión, es decir convencer.
En este ejercicio apasionante de investigar me encuentro con la idea del diseñador alemán Gui Bonsiepe quien asegura que *la comunicación sin retórica es una utopía que concluye en el silencio total* entonces ¿Toda comunicación tiene retórica? Bueno, el ser humano no recibe ni comunica nada en forma totalmente objetiva porque actúa movido por sus necesidades, motivaciones, su escala de valores o su herencia cultural; por lo tanto, si el individuo en la pura abstracción no existe -porque tiene que aterrizar sus ideas y darles forma-, entonces, la información pura tampoco ya que para ello debemos tener conocimiento de la realidad y ya sabemos que realidades existen como personas en el mundo.



¡Contáctame!

Calle 103, No. 31, entre 114 y 116, Santa Lucía, 24020, San Francisco de Campeche, Campeche

REDES SOCIALES