El significado estúpido del color turquesa

Escolar
Vistas: 28 | Publicado por: maou 07/11/2018 |

En la naturaleza del ser humano está la necesidad de buscar un significado o sentido a todo aquello que nos rodea, desde un objeto hasta su estado de ánimo o comportamiento. Lo hacemos todo el tiempo, es quizás ya algo instintivo.
En este caso en particular, voy a referirme al color como fuente de inspiración para “echar a volar nuestra imaginación” y lo escribo de esa manera porque es sorprendente la cantidad de significados que nuestra mente puede generar; solamente para poder cuantificarlo citaré al buen Buzz Lightyear “… infinito y más allá” son los significados que podemos crear.

Es tanta la importancia que hoy en día tienen los colores en nuestra vida, que ahora resulta que ¡CURA ENFERMEDADES! Así es, me refiero a la cromoterapia o terapia de los colores, según la cual, los colores ejercen influencias emocionales en las personas lo cual genera un estado que facilita la sanación de sus enfermedades y restablece los desequilibrios que producen dichos padecimientos; ¡Wow! Para las personas alérgicas a los medicamentos es una excelente noticia, ya que sus enfermedades serán curadas por medio de los colores...

Sin embargo para que esto sea posible tenemos que saber qué significado tienen los colores ya que no todas las enfermedades son iguales y no siempre tienen los mismos síntomas. Así que en las próximas líneas me referiré a una diminuta muestra que recolecté de los significados más comunes o de las bondades más impresionantes que se le atribuyen al color turquesa –de mis favoritos por cierto-.

Empecemos por su nombre, el turquesa hace referencia a la gema del mismo nombre, cuyo color es “azul verdoso semiclaro” que para los náhuatl simbolizaba la nobleza y lo divino –porque el dios Quetzalcóatl tenía en su casa travesaños color turquesa-, pero para otro grupo de la misma cultura representaba metafóricamente al agua y la vegetación, por ello también es nombrado agua marina; de ahí que en la actualidad se asocie con lo refrescante y relajante. Expertos –cromo terapeutas- aconsejan usarlo contra el estrés mental y el cansancio; aseguran que anima a empezar de nuevo, con fuerzas renovadas, ideas nuevas, alivia la soledad, nos ayuda a ser más comunicativos, sensibles, creativos, transmite paz y tranquilidad. En la práctica de la cromoterapia se emplea para reforzar el sistema inmunológico. Se utiliza en infecciones, calma y disminuye las inflamaciones y ayuda al disfrute de la vida familiar. Es un color relacionado con la garganta, el pecho y la tiroides; alimenta el sistema nervioso central, estimula el discernimiento y restablece la paz.

Demasiados significados ¿verdad? Pero regresemos a nuestra vida diaria, ¿dónde se usa?, ¿quiénes lo usan?, ¿cómo lo usan? Todos en algún momento de nuestra vida hemos sido presas de las enfermedades y hemos ingresado al hospital, en ese lugar, algunos enfermeros y enfermeras utilizan el color turquesa en su vestimenta e incluso las sábanas en ocasiones son de ese mismo color, entonces ¿por qué no sentimos esa calma, paz y tranquilidad al verlos? o ¿por qué ellos no sienten calma, paz y tranquilidad cuando nos atienden? Bueno, pensemos que sus condiciones laborales les impiden sentir calma, paz y tranquilidad y los pacientes pues están enfermos así que quedamos en las mismas.

Otro uso que tiene en la vida diaria el color turquesa es en la moda –ropa, zapatos, accesorios-, se dice que es símbolo de positividad, es recomendado usarlo en la luna de miel porque se relaciona con el vigor, la potencia sexual y la capacidad de un hombre de satisfacer a su pareja y de mantener relaciones sexuales de larga duración o con mucha frecuencia, sin embargo, ¿por qué la “pastilla azul” no es de color turquesa? De todas formas, si cumple su objetivo o no, es materia de otro estudio.

Finalmente, durante la investigación me encontré con lo siguiente: una cualidad que le atribuyen al turquesa es la creatividad y la comunicación, el saberse comunicar “desde el corazón”, relacionarnos mejor con los demás, es más, hay un experimento: tiene que comprar un vaso de vidrio o acrílico color turquesa, todos los días durante un mes deberá ingerir TODOS sus líquidos en ese vaso y cito: “observará el derroche de creatividad y comunicación pero para mejores resultados, prenda diariamente una vela color turquesa para que cargue la energía de su casa y facilite la comunicación entre los miembros de su familia y para facilitar la expresión de los sentimientos”. Cabe mencionar que soy muy abierta a las experiencias nuevas y por ende, me gusta explorar como ejercicio sociológico, en las prácticas de otras personas, siempre y cuando sean seguras, es decir, que no pongan en riesgo mi integridad física; por ello, decidí ir en busca de un vaso de vidrio color turquesa para hacer el experimento e invité a mis familiares cercanos a que lo hicieran, su respuesta al unísono fue “¿es en serio?, ¿crees en esas tonterías? Obviamente, se negaron a hacerlo pero ¿a qué conclusión llego? Sin duda alguna, los colores sí influyen sobre el ser humano, intervienen en nuestra vida; en varios casos producen emociones, sensaciones, impresiones y en contados casos vibraciones extrasensoriales. Así que dejemos que los colores fluyan pero… que no influyan sobre nosotros porque podríamos correr el riesgo de tomar decisiones basándonos únicamente en apreciaciones porque en realidad los colores no existen y si nos apagan la luz no sabríamos qué hacer…



¡Contáctame!

Calle 103, No. 31, entre 114 y 116, Santa Lucía, 24020, San Francisco de Campeche, Campeche

REDES SOCIALES